gripe espa√Īola 1918
Historia Salud

La Gripe Espa√Īola de 1918 ūüíÄ‚ė†

Una de las pandemias m√°s mort√≠feras de la historia, ocurri√≥ antes de llegar la segunda d√©cada del siglo XX y en las postrimer√≠as de la¬†I Guerra Mundial, donde hacemos alusi√≥n a la Gripe Espa√Īola de 1918.

Tal epidemia de car√°cter global dej√≥ millones de p√©rdidas humanas, sumando a las consecuencias de la ‚ÄėGran Guerra‚Äô, apenas naciendo el siglo XX.

En el siguiente post, explicaremos sobre la mort√≠fera Gripe Espa√Īola, que azot√≥ al mundo y dej√≥ terribles consecuencias en un planeta convulso por la I Guerra Mundial.

Te puede interesar: 10 Enfermedades m√°s Mortales de la Historia

Contexto hist√≥rico de la Gripe Espa√Īola de 1918

Aunque, su descubrimiento y su tasa de letalidad aument√≥ en 1918, siendo conocida como la ‚ÄėGripe Espa√Īola‚Äô, los primeros casos pudieron detallarse dos a√Īos antes.

No obstante, la enfermedad causada por una variante del virus influenza tipo A, subtipo H1N1, no se manifestar√≠a hasta 1918, cuando se descubri√≥ el ‚Äėpaciente cero‚Äô, un cocinero de Kansas, Estados Unidos, llamado GIlbert Mitchell.

Por su parte, se detallaron algunos brotes ‚Äėaislados‚Äô de una gripe virulenta en 1916 a 1917, donde se distribu√≠an en los campamentos de los soldados estadounidenses.

De hecho, hay registros de institutos en aquella √©poca, que datan de una veintena de muertos por una ‚Äėextra√Īa enfermedad‚Äô en Camp Greene, Estados Unidos.

Seg√ļn el reporte del capit√°n m√©dico Herman Elwynn, los primeros pacientes con una sintomatolog√≠a similar aparecieron a finales de 1917.

Por otro lado, Elwynn especific√≥ que hubo al menos m√°s de 500 enfermos y 20 muertos, derivados de la extra√Īa ‚Äėvirosis‚Äô.

¬ŅLa gripe espa√Īola era de Espa√Īa?

Imagen: AP.

Uno de los errores que m√°s se ha descrito a trav√©s de la historia, es el origen de esta gripe y no precisamente, se deriv√≥ en Espa√Īa.

El t√©rmino de ‚ÄėGripe Espa√Īola‚Äô, se debi√≥ a la difusi√≥n que tuvo, en ese pa√≠s, de un brote epid√©mico de un virus estacional en varios campamentos militares en los Estados Unidos.

Pese a originarse en Estados Unidos, la difusión se eclipsó por el desenlace de la I Guerra Mundial, teniendo de escenarios en Europa y Asia.

En Espa√Īa, se documentaron los primeros casos, pero no fue el primer pa√≠s, ni tan siquiera, uno de las primeras naciones en reportar contagios.

De hecho, Francia, Italia, Reino Unido, Estados Unidos y parte de algunas colonias europeas, ya tenían casos, pero su difusión se centró en la conclusión de la guerra.

Por ende, al ser Espa√Īa un pa√≠s neutral, difundi√≥ los casos, no solo en territorio hispano, sino, adem√°s, registros de pacientes en las naciones mencionadas.

Por si fuera poco, las principales ciudades ibéricas confirmaban miles de contagios y muertes, generando expectación en todo el mundo.

La primera oleada (1918)

La primera oleada de contagios en el mundo estuvo marcado por la rapidez de los contagios y las pérdidas humanas.

Sin embargo, la primera ola de contagios, al menos en Europa, no fue devastadora como la segunda a finales de ese a√Īo y principios de 1919.

En la naci√≥n norteamericana, los casos segu√≠an abarrotando los hospitales de campa√Īa y los pacientes m√°s graves eran confinados en centros m√°s especializados.

Asimismo, el presidente estadounidense Woodrow Wilson (que por cierto se contagió, pero sin mayores consecuencias), estuvo a punto de suspender el envío de tropas para mantener una cuarentena.

Sin embargo, los secretarios militares impidieron la cuarentena, descartando el confinamiento y se siguieron enviando tropas en el frente europeo.

En el verano de 1918, se calculaban que al menos más de 1.500.000 soldados estadounidenses viajaron asintomáticos y con síntomas leves a Europa.

Por tal motivo, se registraron casos en Francia, Reino Unido y en los demás países aliados de Estados Unidos en la I Guerra Mundial.

La segunda oleada y la más mortífera

Imagen: Getty Images.

A finales de 1918, se confirm√≥ una segunda oleada de contagios por la gripe espa√Īola.

Pese a la aparici√≥n de s√≠ntomas iniciales sin ning√ļn tipo de preocupaci√≥n, la letalidad avanz√≥ de llegar al 10% y aumentar un 20%.

Por su parte, la expansi√≥n de la enfermedad en la segunda oleada hab√≠a golpeado Asia y Latinoam√©rica, en esta √ļltima regi√≥n la cifras de contagios fue abrumadora.

Entretanto, en el continente asiático, China lideró los contagios y la tasa de mortalidad, superando a Estados Unidos, el primer país en registrar el paciente cero.

De hecho, la enfermedad, pese a tener un comportamiento ‚Äėinofensivo inicial‚Äô, ascendi√≥ paulatinamente en letalidad, por la falta de vacunas en ese tiempo.

Entre 1919 y 1920, las personas que lograron superar la enfermedad, desarrollaron en cierta medida inmunidad.

Del mismo modo, en la tercera oleada, los casos registrados fueron en decreciente, dando tiempo a la adaptabilidad inmunológica de las personas.

Tuvo diversas hipótesis en cuanto a su origen

gripe espa√Īola 1918
Imagen: iStock.

Si bien es cierto, que se creyó que los primeros casos vinieron de Estados Unidos, existen diversas teorías que sustentan la primo-infección en China.

Tal afirmación lo mencionó el Instituto Pasteur, refiriendo que la gripe pudo venir de China, adquiriendo la cepa principal y de mayor resistencia.

Seg√ļn los cient√≠ficos de este prestigioso instituto, los pacientes de la gripe H1N1 en territorio asi√°tico, desarrollaron inmunidad diferente a la del resto del mundo.

Otra teor√≠a que sustenta el origen de la gripe espa√Īola, es que pudo venir de Europa, donde el cient√≠fico ingl√©s John Oxford, mencion√≥ un campamento brit√°nico en Francia, ser el foco principal de la infecci√≥n.

De hecho, los registros de Oxford, detallan la presencia de una misteriosa enfermedad que azot√≥ el campamento brit√°nico en √Čtaples, Francia.

Seg√ļn dichos registros, los brotes se comportaron m√°s expansivos y se propagaron con la llegada de los soldados norteamericanos en Europa.

Sin embargo, estas teorías son suposiciones, y la más fiel a la historia, lo determinan en los campamentos militares en Estados Unidos en Kansas.

Consecuencias de la Gripe Espa√Īola

gripe espa√Īola 1918
Imagen: AFP.

Un panorama oscuro se avecinó con la conclusión de la I Guerra Mundial y la expansión del virus a nivel global.

Pese a las terribles pérdidas humanas que dejó la enfermedad, cada país desarrollado patentó candidatos de vacunas para socavar la infección.

No obstante, tuvo que pasar m√°s de 20 a√Īos despu√©s para el desarrollo de las vacunas de la influenza en cualquiera de sus variantes.

Entretanto, las condiciones posteriores a esta pandemia, hizo que los países se organizarán en las medidas higiénicas y sanitarias ante posibles eventos de tal magnitud.

Por otro lado, se realizó inspecciones exhaustivas en las importaciones, con el fin de evitar propagaciones de la enfermedad o de otras virosis.

En cuanto a las cifras de contagios, se estiman que m√°s de 500 millones de personas se infectaron del virus de la influenza.

Con respecto a las pérdidas humanas, se elevaron hasta alcanzar los 100 millones (como valor estimado) de muertes.

S√≠ntomas de la gripe espa√Īola de 1918

Al principio, se describieron síntomas inespecíficos de fiebre, malestar general, fatiga muscular, molestias articulares y dolor de cabeza.

De acuerdo al avance de la enfermedad, se describieron signos principales de esta gripe como palidez en la cara con un tono gris√°ceo.

El pulso era muy rápido, palpitaciones que alcanzaban o superaban las 140 latidos por minuto y respiración dificultosa.

El agotamiento era muy marcado, dependiendo del estadío de la enfermedad y se describió un tinte azul violáceo (cianosis) en los casos más graves.

De hecho, en los pacientes con gravedad, la sudoración era profusa y de no haber mejoría, el promedio de vida era de unas 24 a 48 horas.

Finalmente, la gripe espa√Īola golpe√≥ a un mundo convulso durante la I Guerra Mundial, y dio un giro de 180 grados en la actuaci√≥n sanitaria de car√°cter global.

Si te gusta nuestro contenido, deseas apoyarnos, puedes ser parte de nuestra comunidad en Patreon: https://www.patreon.com/dossierinteractivo

Para donaciones en AirTM y PayPal: dossierinteractivo@gmail.com.

Suscr√≠bete a nuestro canal de YouTube de Dossier Interactivo 

Marines Boy de García

Redactora SEO y cofundadora de Dossier Interactivo.

Fundadora de TuCig√ľe√Īa

Madre de tres y esposa. Médico de profesión y amante de la psicología, lectura, memes, películas y series.

También puede gustarte...