Tragedia de Tacoa
Casos M√°s Sonados

Casos m√°s Sonados: La Tragedia de Tacoa ūüĒį

La década de los 80 fueron convulsos en Venezuela, desde el aspecto económico con el Viernes Negro, pasando por el Caracazo, y también, la terrible Tragedia de Tacoa.

Este suceso se conoci√≥ como la peor tragedia jam√°s ocurrida en Venezuela, eso s√≠ se excluye a la de Vargas de 1999 que de manera natural.

Para muchos, lo que iba a suceder en el amanecer del 19 de diciembre de 1982, iba a enlutar a varias familias venezolanas, que estaba a unos d√≠as de celebrar las navidades de ese a√Īo.

En nuestro segmento de Casos más Sonados, presentamos la Tragedia de Tacoa, una de las más mortífera de la historia venezolana.

Te puede interesar: Tragedia de Vargas: Impacto y repercusiones en Venezuela

Tragedia de Tacoa

Tragedia de Tacoa
Imagen: El Nacional.

Previo al accidente

La planta termoel√©ctrica ‚ÄúRicardo Zuluoga‚ÄĚ pertenec√≠a a la compa√Ī√≠a privada ‚ÄúElectricidad de Caracas‚ÄĚ, ubicada en el sector Arrecifes del estado Vargas, en el litoral capital de Venezuela.

Cada día era rutina que un barco o buque petrolero cargara de combustible a la planta termoeléctrica, quien proporcionaba electricidad a la zona litoral de Venezuela.

Por lo general, los operarios que se encargan de los procedimientos ten√≠an muchos a√Īos de experiencia y era un proceso rutinario sin ning√ļn tipo de contratiempos.

Sin embargo, el domingo 19 de diciembre de 1982, nadie se imagin√≥ que en las primeras horas de la ma√Īana, una tragedia estaba a punto de tocar la puerta de centenares de familias venezolanas.

Una imprudencia que desató lo impensable

Al amanecer del d√≠a domingo, 19 de diciembre de 1982, un buque petrolero llamado ‚ÄúMurach√≠‚ÄĚ, ancl√≥ en el puerto de la estaci√≥n termoel√©ctrica con el fin de descargar 15.000 toneladas de fuel-oil.

Este tipo de combustible era el ideal para activar la termoeléctrica, que necesitaba a diario en uno de los tanques operativos.

Ese día le tocaba surtir al tanque 8 de la termoeléctrica y para ese momento, se encontraban, tres trabajadores de la estación, dos supervisando la distribución del combustible, y otro, de guardia.

Al momento de la descarga, uno de los trabajadores llamado Luis Natera, notó que había un punto sobrecalentado en una de las escotillas del tanque.

En un acto de suma imprudencia, Natera junto con Jes√ļs Manuel Rodr√≠guez (el otro trabajador) abrieron la escotilla, y no se percataron que hubo una fuga de gas.

La salida de gas se unió con el combustible fuel-oil, provocando que el tanque 8 explotará a las 6:30 a. m, de ese día.

La explosión mató a dos de los tres trabajadores que se encontraban de turno, siendo Natera y Rodríguez, las primeras víctimas.

Desastre de la primera explosión

Inmediatamente, se emitió una alerta a las autoridades pertinentes sobre el siniestro que ocurrió en la termoeléctrica de Tacoa.

La alerta se expandió a los bomberos de la capital y del estado Vargas, además, de la Electricidad de Caracas, y por supuesto, los medios de comunicación.

Durante el primer reporte que emitió la empresa eléctrica, mencionó que el accidente se debió a un error técnico de los operadores.

Por otra parte, en el sitio del siniestro, los bomberos estaban agotando todos sus recursos para combatir el voraz incendio, resguardando los dem√°s tanques.

La explosión del tanque 8 ponía en peligro al resto y era un contratiempo que se debía solventar con sumo cuidado.

Entretanto, los medios de comunicación de radio, prensa y televisión, dieron los primeros reportes sobre los fallecidos y las posibles causas que derivaron en la explosión de uno de los tanques.

Sin embargo, muchos de los reporteros y camarógrafos se adentraron en la estación termoeléctrica, buscando un mejor angulo para transmitir en vivo o captar una fotografía del tétrico escenario.

Pasada la ma√Īana, el voraz incendio parec√≠a controlarse y los organismos competentes insist√≠an en mantener la calma y quedarse en sus hogares o zonas de refugio improvisadas.

No obstante, lo que se avecinaba era una tragedia aun peor del suscitado por la primera explosión.

Una segunda explosión que desató el caos

Pasado el mediodía y seis horas después de la primera explosión, los medios de comunicación seguían informando desde las inmediaciones de la central termoeléctrica.

Los reporteros Mar√≠a Adela Russa del canal estatal Venezolana de Televisi√≥n (VTV), junto con su equipos de camar√≥grafos integrados por Jos√© Carrillo, √ďscar Guerra y Oswaldo Silva, se adentraron frente al tanque 9.

Por su parte, dos integrantes del medio gr√°fico ‚ÄúEl Universal‚ÄĚ, Carlos Moro y Salvatore Veneziano, se integraron con Jos√© Machado y Manuel Osorio para captar el mejor √°ngulo de la zona del desastre.

Sin embargo, la tragedia se volvió a reactivar, cuando a las 12:45 p. m, el tanque 9 donde estaban cerca los periodistas, explota sin previo aviso, matando al instante a los reporteros y camarógrafos que se encontraban en esa área.

Las proporciones de la segunda explosión fue de un efecto dominó, ya que, impactó la onda explosiva con los tanques de combustibles del carguero, provocando una gigantes ola de fuego.

Tal fue la explosión, que el fuego arrasó con todo lo que estaba alrededor, entre ellos vehículos de la prensa y de los efectivos de seguridad.

Asimismo, las viviendas aleda√Īas al poblado de Tacoa, se pulverizando matando a varias familias enteras que se encontraban en el interior de sus hogares.

Una veintena de bomberos que estaban en el lugar, quedaron calcinados, al igual que los reporteros y efectivos militares apersonados en el sitio de los hechos.

Una tragedia que enlutó a todo un país

Los efectos de la segunda explosión fueron tan devastadores en grandes proporciones que el primer estallido.

Un radio de 250 metros, quedó arrasado, mientras, que los que podían huir del sitio, quedaron mal heridos y agonizaron días después en los centros de salud.

Seg√ļn el relato de algunos sobrevivientes, la segunda explosi√≥n fue muy similar a la de una erupci√≥n volc√°nica, donde hab√≠a una especie de lava petrolera de grandes dimensiones.

Por otra parte, el reporte de la Electricidad de Caracas, se emiti√≥ tres horas despu√©s de la segunda explosi√≥n, mencionando que el siniestro se debi√≥ a un ‚Äúrebosamiento por ebullici√≥n‚ÄĚ.

Dicho fenómeno se produjo, por la evaporación del agua que utilizaron los bomberos; provocando un calentamiento del lugar, que, posteriormente, conllevó a la segunda explosión.

El petróleo en forma de lava arrasó con todo a su paso, cayendo a la bahía, mientras, que personas por intentar salvar sus vidas, se arrojaron al mar con la finalidad de llegar al otro extremo de la bahía.

Aquello era una escena dantesca, donde el terror, la angustia y la desesperanza se instauraban en la atmósfera y rostro de los sobrevivientes.

La peor tragedia humana ocurrida en Venezuela

La nación quedó devastada por esta terrible tragedia. De hecho, el mandatario venezolano, Luis Herrera Campins, decretó varios días de duelo nacional.

Por otro lado, se emitieron comunicados explicando las razones de ambas explosiones y la cantidad de personas fallecidas en el accidente.

En total, contabilizaron 180 muertos, aproximadamente,entre trabajadores de la central, bomberos, reporteros, camarógrafos, efectivos militares y vecinos de la zona.

Dos a√Īos despu√©s de la tragedia, se orden√≥ la imputaci√≥n de ocho ejecutivos de la compa√Ī√≠a Electricidad de Caracas, pero como siempre sucede, ninguno de los imputados toc√≥ la c√°rcel.

A su vez, es la peor tragedia humana ocurrida en Venezuela, y la segunda en grandes proporciones, después de los deslaves de Vargas en 1999.

Sin dudas, esta tragedia marc√≥ un antes y un despu√©s en Venezuela, siendo recordada a m√°s de 40 a√Īos del suceso.

Si te gusta nuestro contenido, deseas apoyarnos, puedes ser parte de nuestra comunidad en Patreon: https://www.patreon.com/dossierinteractivo

Para donaciones en AirTM y PayPal: dossierinteractivo@gmail.com.

Enlace PayPal: https://paypal.me/dossierinteractivo?country.x=VE&locale.x=es_XC 

Suscr√≠bete a nuestro canal de Dossier Interactivo y de Tu Cig√ľe√Īa.

Samuel García

CEO de Dossier Interactivo

Esposo de una excelente mujer (Marines) y padre de tres y redactor SEO de Dossier Interactivo.

M√©dico de profesi√≥n y amantes de los c√≥mics, videojuegos, libros y del f√ļtbol.

También puede gustarte...