¿Sabías qué? Educación

Halloween: su historia y el porqué se celebra

Halloween es una festividad que ha logrado calcar en las tradiciones de muchos países en la actualidad.

El 31 de octubre a la víspera del día de todos los santos en el ámbito religioso, la celebración tiene sus orígenes en una antigua fiesta celta denominada Samhain o sow-in.

Dicha ceremonia se celebraba al culminar la temporada de cosechas de calabazas y otros frutos en la Irlanda medieval, con esto, se daba inicio al año nuevo celta, la cual, empezaba junto con el solsticio otoñal.

Te puede interesar: Pulpos Reversibles: ¿Por qué son virales?

Leer más: Atlas de Pernkopf: libro de anatomía humana de los nazis

Ver más: ¡Insólito! Descubren un gato antiguo entre las Líneas de Nazca en Perú

Te recomendamos: ¡Insólito! Descubren el primer nido de ‘avispones asesinos’ en EE. UU.

Origen del Halloween

Como se mencionó anteriormente, esta fiesta tiene su génesis en una antigua celebración celta pagana, es decir, en los territorios que se conoce como Irlanda. 

Dicha ceremonia marcaba el inicio de un nuevo año para los célticos y a su vez, coincidía con el final de la temporada de las cosechas en esa zona. 

Por otro lado, el 31 de octubre se estimaba que los espíritus bajaban para encontrarse con sus familiares vivos y en honor a ello, se realizaban ceremonias y ritos con el fin de recordarlos. 

Asimismo, los familiares colocaban velas encendidas con el objetivo de que las almas de los difuntos encontrase su camino de vuelta al más allá. 

Estas costumbres lo patentaron (por así decirlo) los celtas, los cuales se agrupan en países que conquistaban como Estados Unidos, Irlanda, Reino Unido, Australia y Canadá. 

En cuanto al gran impacto que ocasionó a la cultura anglosajona en los estadounidense, esta festividad se adoptó de gran manera que hoy en día se celebra. 

 

Halloween en América Latina

A través del tiempo, se ha arraigado ciertas costumbres de Estados Unidos a nuestra lado del continente o mejor dicho, a la América hispanoparlante. 

En México, esta festividad fue adoptada como el día de los muertos, algo similar a las costumbres que tenían los celtas durante la época medieval. 

A su vez, en otros países del hemisferio como Colombia, Chile, Costa Rica, Panamá y Puerto Rico, esta festividad ha traspasado sus horizontes adoptando cierta similitud al día de los muertos. 

Calaveras, calabazas talladas y telarañanas, algunas de las decoraciones emblemáticas del Halloween.

 

Simbología

En la víspera de los difuntos al plano terrenal, las celebraciones van acompañadas de diversos artilugios que acompañan a estas ceremonias. 

Una de ellas es la calabaza o Jack-o’-Lantern, cuyo símbolo es esta fruta con unos agujeros simulando los ojos y la boca alumbrados por velas. 

Dicha calabaza es tallada y se le denomina ‘el farol de Jack’ o fuego fatuo, la cual, se creó esta costumbre en Irlanda y se extendió por otros países anglosajones. 

Sin embargo, en esa época, los celtas tallaban otras frutas como cocos, nabos, remolachas y otros vegetales, cuando escaseaba las calabazas. 

Otro artilugio que se asocia al Halloween son los esqueletos, los cuales son una representación característica de los muertos en plena procesión al mundo terrenal. 

Jack o’ Lantern, las calabazas alumbradas como símbolos del Halloween.

Comida durante la celebración

La gastronomía en esta época es muy amplía, desde los dulces, caramelos, mermeladas, manzanas acarameladas u otros mangares. 

Por otro lado, los niños tienen un juego o dinámica que se denomina ‘truco o trato’, la cual, consiste en jugar una broma o pedir dulces a los vecinos. 

El ‘truco o trato’ tiene diversas variantes como pedir calaverita o simplemente dulces, dependiendo de la zona geográfica a la cual se adopte. 

Otro platillo que se degusta en esta fiesta son las manzanas acarameladas o dulces, aunque, últimamente se ha sustituido por un pastel o tarta de manzana o de otra fruta. 

 

Controversias

Esta festividad debido a su origen pagano, es considerada de tal modo por diversas religiones entre ellas el cristianismo ortodoxo y protestantismo. 

Sin embargo, en la iglesia católica, dicha celebración es considerada como una festividad en alusión al recuerdo de los mártires y fieles difuntos. 

Por otro lado, la festividad en algunas zonas del mundo ha pasado al ámbito comercial y secular, donde solo se utiliza algunos souvenirs alusivos. 

 

Fiesta de disfraces

En la antigua fiesta gaélica o céltica, los niños acostumbraban a disfrazarse con el fin de confundir a otras apariciones no gratas durante el camino. 

Aunque, dicha costumbre de igual forma fue adoptada por los adultos, esta vestimenta trascendió las fronteras y en la actualidad es frecuente los disfraces. 

Por otro lado, algunos optan por usar la ropa de un familiar difunto y rememorar las costumbres del muerto en la víspera de su regreso. 

 

 

 

 

 

 

Samuel García

CEO de Dossier Interactivo

Esposo de una excelente mujer (Marines) y padre de tres y redactor SEO de Dossier Interactivo.

Médico de profesión y amantes de los cómics, videojuegos, libros y del fútbol.

También puede gustarte...