Miscelaneas

La Teoría de la Aguja Hipodérmica de la Propaganda y Publicidad

En cierto modo hemos sido afectados por la teoría de la aguja hipodérmica de la propaganda y la publicidad.

De pronto, al observar o escuchar sobre la aguja hipodérmica o teoría, te preguntarás ¿qué significa?, y ¿cuáles son los afectos que provoca la misma?

Esta teoría se basa en el lenguaje de la comunicación propuesta por el publicista estadounidense, Harold Dwight Lasswell.

Aunque, en la actualidad es común observar este tipo de influencia de la publicidad y propaganda es bueno conocer ¿si ambos términos son iguales?

La publicidad es una estrategia en el ámbito mercadotécnico que impulsa una marca hacia la compra de un determinado producto a través de medios audio-visuales.

Por su parte, la propaganda es un método de transmisión de la información desde un punto de vista más profundo, es decir una ideología, argumento o criterio.

Partiendo de lo anterior, presentamos ¿qué es la teoría de la aguja hipodérmica de la propaganda y publicidad?, y ¿cómo afecta a la sociedad?

Ver más: 15 Publicidades Engañosas de Internet

¿Qué es la teoría de la aguja hipodérmica?

Es el impacto medido en la transformación de una idea central o específica en el punto de vista analítico durante un proceso histórico determinado.

Por otro lado, el origen de esta teoría proviene del estudio profundizado de Lasswell, tomando en cuenta los resultados de la propaganda política a inicios del siglo XX.

Para ello, tomo como referencia el efecto de la propaganda política en el advenimiento de la Alemania Nazi y el Tercer Reich.

A su vez, dicha teoría ha profundizado otros aspectos como la publicidad en el ámbito comercial y los efectos de la población con la información.

Historia de la Teoría de la Aguja Hipodérmica

Como mencionamos previamente, esta teoría tuvo su base en el estudio del efecto de la propaganda nazi a los pobladores.

Por si fuera poco, Alemania fue el eje principal del resurgir de un pensamiento arraigado al público mediante el discurso de sus líderes.

Por su parte, con la finalización de la I Guerra Mundial, el país teutón llegaba trastocado con la derrota en este conflicto bélico.

Dos años después de la primera gran guerra, se fundó el Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán o popularmente conocido como ‘Nazi’.

Entre los fundadores, estuvo Adolf Hitler quien desempeñó un rol preponderante en los años siguientes.

Por ello, la maquinaria propagandística se puso en marcha y la fundación en 1920 trajo consigo la sumatoria de adeptos al partido.

Con el ascenso al poder de Hitler en 1933 con canciller y luego Führer del Tercer Reich, la propaganda política de los nazis fue abrumadora.

Pero, el responsable del arma propagandística y de inyectar a la población alemana en ese entonces fue Joseph Goebbels, ministro de Ilustración Pública y Propaganda.

Desde eslogan, frases, imposición en los medios de comunicación, carteles, banderas y hasta souvenirs, la maquinaria propagandística hizo efecto en la población.

Sumado a ello, el discurso de Hitler y la ideología nazi de antisemitismo, anticomunismo, siendo de extrema derecha, fascista y tendencia racista, atrajo a la población.

Medios en la manipulación de la población

teoría de la aguja hipodérmica
Imagen: History Chanel.

Pese a que Lasswell se centró en los efectos del nazismo en la población, midiendo el alcance de las consecuencias de la propaganda, hubo otras vertientes.

Una de ellas, fue el despliegue informativo conocido como el ‘fenómeno de masas’ y la manipulación sobre la opinión pública en aquella época.

Por otra parte, el éxtasis de los discursos de Hitler y la declaración de la II Guerra Mundial, fueron pequeños rasgos dentro de la teoría de la aguja hipodérmica.

Además, las consecuencias de la segunda gran guerra, trajo no solo pérdidas humanas en consideración, sino, ruina económica en los países.

Entre ello, Laswell fundamentó la teoría con rasgos o características de las mismas para determinar el efecto causado por la propaganda.

Dichas características van unidas una con la otra y llegan a una misma conclusión que es la manipulación de una sociedad enajenada.

Por otro lado, la explosión de los medios de difusión social controlados es útil a la hora de expandir una ideología entre el emisor, receptor, estímulo y la respuesta.

Sociedad vulnerable

Imagen: Infobae.

Las frases repetitivas y el ánimo de cambiar o crear una revolución partiendo de la ruina, es un aspecto a considerar en la teoría de la aguja hipodérmica.

En efecto, la mayoría de la población afectada es gente de escasos recursos, estudios insuficientes, analfabetos y débiles emocionalmente.

Por lo tanto, al explorar la parte psicológica y emocional de la población, se crea una masa adepta a una ideología, pese a que la misma sea destinada al fracaso.

Para muestra un botón, los regímenes autoritarios que se han impuesto en la historia han aplicado dicho método de influencia de masa con frases repetitivas.

Con respecto a esta teoría, no solo se ha evidenciado en discursos de extremismo político, también, en la religión y en la cultura popular.

Por ende, han existido diversas corrientes alusivas a esta teoría que ponen en entredicho la actuación de la sociedad ante determinadas situaciones.

Un claro ejemplo podemos citar en los discursos elocuentes, de fanatismo, alteración y lleno de ideologías incitadas al odio de un ‘enemigo externo e interno’.

Aguja hipodérmica en la Publicidad

Con respecto a la publicidad, existen diversos métodos de atracción al público sea por el concepto de un producto y la calidad de una marca reconocida.

Para muestra un botón, es analítico en los anuncios publicitarios, si una marca te invita a comer, automáticamente la percepción es el hambre.

Lo mismo podemos decir, que el subconsciente reproduce la imagen y se activa el eje hipotálamo-hipofisario responsable de muchas funciones orgánicas.

Finalmente, el concepto de una marca determina el impulso al fenómeno de masas de una manera sutil y predilecta.  

También puede gustarte...