El Secuestro del hijo de Charles Lindbergh
Historia Miscelaneas

Casos más Sonados: El Secuestro del Hijo de Charles Lindbergh

Para esta ocasión, en nuestra sección de Casos más Sonados, presentamos el secuestro del hijo de Charles Lindbergh.

Todos hemos escuchado alguna vez el siguiente dicho: ‘más perdido que el hijo de Lindbergh’, detrás de estas palabras se esconde un acontecimiento netamente oscuro.

La fama de Charles Lindbergh, un prominente aviador estadounidense y uno de los máximos exponentes de la aviación en el Siglo XX, sufrió la pérdida de un hijo.

El dolor que toda madre o padre puede experimentar es la pérdida de un hijo, algo que netamente es indescriptible.

Te puede interesar: Misterios sin Resolver: La Dalia Negra

Ver más: El Asesinato de JFK

¿Quién es Charles Lindbergh?

Charles Lindbergh en un viaje a Venezuela al lado el presidente de aquella época, Juan Vicente Gómez. Imagen: El Universal.

Tal como lo mencionamos en la introducción, Charles Lindbergh era un aviador estadounidense, nacido en Detroit, Michigan el 04 de febrero de 1902.

Su familia era originaria de Suecia, quienes emigraron a los Estados Unidos a finales del Siglo XIX.

Por parte de su padre, era un congresista opositor a la entrada de los EE. UU a la I Guerra Mundial y la madre, era una profesora de química en una preparatoria estatal.

En sus inicios, Lindbergh se interesa por la ingeniería, carrera que abandonó a los 20 años y centró su atención en la aviación.

Dos años después, entra a formar parte del cuerpo aéreo de los Estados Unidos y posteriormente, realizó trabajos en vuelos civiles en Saint Louis.

El inicio de las hazañas de Lindbergh fue el 20 mayo de 1927, cuando realizó a bordo de un monoplano (bautizado como Spirit of St. Louis) un viaje sin escalas entre Nueva York y París.

A bordo de su espectacular Spirit of S. Louis realizó diversas incursiones en países latinoamericanos entre diciembre de 1927 y febrero de 1928.

Estuvo posteriormente, radicado en México, donde trabajó como piloto oficial de la aerolínea Mexicana de Aviación hasta la década de los 30.

Estando en México, conoció a Anne Morrow, hija de un diplomático estadounidense en el país azteca y que sería su esposa en años siguientes.

Estuvo casado con Morrow en un espacio de 45 años y tuvo seis hijos, uno de ellos Charles Lindbergh Jr, un bebé de 20 meses secuestrado y asesinado en 1932.

El Secuestro del Hijo de Charles Lindbergh

El secuestro del hijo de Charles Lindbergh
Imagen: History Channel.

Charles Lindbergh y Anne Marrow se casaron en 1930 y un año después tuvieron a su primer hijo, Charles Augustus Lindbergh Jr.

El secuestro y posterior asesinato del infante fue un crimen que conmocionó a todos los Estados Unidos y el mundo.

Charles Lindbergh Jr. fue secuestrado el 01 de marzo de 1932 en la residencia del aviador en Amwell, Nueva Jersey a inicios de la noche de ese día.

El niño fue colocado bajo custodia de la enfermera Betty Gow y a eso de las 7:30 de la noche, la niñera coloca al bebé en su cuna.

Dos horas después, Lindbergh padre escucha unos sonidos extraños cerca de la vivienda y en ese instante, la enfermera asustada menciona que el niño no está en la habitación.

Todos buscaron en los alrededores de la casa y Lindbergh portó un arma para cerciorarse de que no hubiese algún ladrón en la vivienda.

Sin embargo, la búsqueda fue infructuosa y decidieron llamar a la policía local, mientras que Lindbergh identifica un sobre blanco en la habitación del niño.

Secuestro y Asesinato de Charles Lindbergh Jr

Cartel de búsqueda ante la desaparición de Charles Lindbergh Jr.

En el transcurrir de la noche, acudieron miembros de la policía local junto con algunos medios de comunicación y el representante legal del aviador.

La primera pista que condujo al secuestro fueron los rastros de neumáticos cerca de la vivienda, además, de unas piezas de una escalera artesanal.

Con el transcurrir de los días, el crimen hizo conmoción en los Estados Unidos y los medios de comunicación hicieron eco de la noticia.

Uno de los contactos del secuestrador con la familia fue de exigir un pago de 50.000 dólares en oro para devolver al niño.

La mediación fue dada por el doctor Condon, pero el niño nunca fue devuelto a la familia Lindbergh.

Dos meses después del secuestro, la noticia que nadie quería escuchar se hizo realidad, encontraron el cuerpo en avanzado estado de descomposición del infante.

El área donde identificaron el cadáver fue a 6 kilómetros de la vivienda, y se determinó la causa un politraumatismo craneal severo.

Sin embargo, no había pistas de quién era el asesino y de a poco empezaron a esclarecerse la identidad del criminal.

Bruno Richard Hauptmann

El secuestro del hijo de Charles Lindbergh
El sospechoso Bruno Hauptmann llevado al juicio. Imagen: ID.

Dos meses después del secuestro y luego de descubrirse el asesinato del pequeño hijo de Charles Lindbergh, se identificó al asesino.

Bruno Richard Hauptmann, militar, carpintero de profesión de origen alemán, radicado en los Estados Unidos, fue la identidad del criminal.

Hauptmann fue un militar que participó en la I Guerra Mundial formando parte del ejército alemán.

Al darse de baja y al final de la guerra, intentó sin éxito trabajar como carpintero en Alemania, pero luego de múltiples fracasos empezó su carrera delictiva.

Intentó en tres oportunidades entrar de manera ilegal como polizón a los Estados Unidos, hasta que en el tercer intento ingresó sin problemas.

En suelo estadounidense realiza múltiples trabajos desde lavaplatos, obrero, conserje y finalmente, carpintero, oficio que desempeñaría hasta ser capturado.

Dos años después en los Estados Unidos, conoce a una inmigrante alemana, Anna Schoeffler y se casan al año siguiente, donde la pareja tienen un hijo.

Allí, se mudan a los suburbios del Bronx y entrada la época de la Gran Depresión en 1930, Hauptmann pierde el empleo y la familia se suma en crisis económica.

Hauptmann volvería a las andadas, es decir, sus orígenes criminales, robando casas y siendo un ladronzuelo.

Sin embargo, previo al secuestro y asesinato del hijo de Charles Lindbergh, había antecedentes de este tipo de crimen.

Hauptmann fue capturado en 1934, dos años después del crimen, mediante el certificado de oro (dinero del rescate) y en la gasolinera identificaron al asesino.

El certificado de oro fue sacado de circulación en 1933, debido al pago del rescate y muerte del hijo de Charles Lindbergh, gracias a ello, se atrapó al culpable.

Captura del Asesino del Hijo de Charles Lindbergh

La captura se realiza el día siguiente al contactar con un carro de marca Dodge Sedán azul marino, propiedad de Bruno Hauptmann.

En ese instante, la policía capturó al individuo sin tener pruebas fehacientes, solo la sospecha del encargado de la estación de gasolina y la coincidencia en el número de la placa.

Pese a ello, Hauptmann negó todo y utilizó un excelente manejo de las coartadas o situaciones circunstanciales.

No obstante, la justicia estadounidense necesitaba un culpable y Hauptmann parecía el indicado para el puesto.

El día donde Hauptmann iba a comparecer en el tribunal, fue bautizado como ‘el juicio del siglo’ y además, ganó el repudio de toda la opinión pública.

Los medios de comunicación jugaron un papel fundamental en el odio arraigado hacia la figura del supuesto asesino.

Juicio a Hauptmann

El día del juicio duró un mes y medio entre el 02 de enero y 13 de febrero de 1935 en Flemington, Nueva Jersey.

La parte acusadora y de la familia Lindbergh fueron el coronel Henry S. Breckinridge y Robert H. Thayer.

Mientras, que la parte defensora de Hauptmann estuvo a cargo del abogado Edward Reilly.

Sin embargo, las pruebas contundentes del fiscal David Wilentz evidenciaron la culpabilidad de Hautpmann entre las que destacan más de 14.000 dólares en su garaje.

Por su parte, el resto del dinero fue hallado en una pared de madera en certificados de oro, pruebas halladas por la policía federal.

Para sepultar las esperanzas de libertad, el doctor de la familia y mediador con el secuestrador, John F. Condon, reconoció la voz de Hauptmann.

Asimismo, Wilentz demostró que la condición de vida de la familia Hauptmann era opulenta y no correspondía con los salarios percibidos, siendo desempleados.

Tras ello, Reilly no pudo defender al acusado y las pruebas determinaron la culpabilidad de Hauptmann como autor material e intelectual en el secuestro y homicidio de Charles Lindbergh Jr.

El veredicto condenó a muerte a Bruno Richard Hauptmann por homicidio calificado en primer grado en contra del hijo de Charles Lindbergh.

Pese al veredicto dictaminado, Hauptmann siempre negó las acusaciones e inclusive su esposa, afirmó la inocencia de su marido.

No obstante, las pruebas fueron contundentes y algunos legisladores dudaron de la culpabilidad de Hauptmann, pese a la insistencia del acusado de afirmar la inocencia.

Finalmente, el 03 de abril de 1936, Hauptmann murió en la silla eléctrica a la 7:34 p. m hora local.

Repercusiones

La esposa de Hauptmann insistió en la inocencia de su esposo y exigió una indemnización de 20.000 dólares por daños y perjuicios.

El aviador Charles Lindbergh junto con su familia emigró de los Estados Unidos, luego que recibiera amenazas en contra de su segundo hijo.

Por otro lado, con el pasar de los años se puso en dudas la culpabilidad de Hauptmann y algunos informes mostraron ciertas incongruencias con el condenado.

Lindbergh posterior al sonado caso, se refugió en Europa y luego vivió al final de sus días en Hawái hasta morir el 26 de agosto de 1974.

Por su parte, Morrow falleció en Vermont, Estados Unidos en el año 2001 y estuvo casada con Charles Lindbergh hasta la muerte del aviador.

Luego del secuestro y asesinato de Charles Lindbergh Jr, se creó una ley que lleva por apellido del aviador, en donde se castiga el crimen como un delito federal.

Samuel García

CEO de Dossier Interactivo

Esposo de una excelente mujer (Marines) y padre de tres y redactor SEO de Dossier Interactivo.

Médico de profesión y amantes de los cómics, videojuegos, libros y del fútbol.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *