Madeleine McCann
Miscelaneas

Misterios sin Resolver: El caso de Madeleine McCann

El 03 de mayo de 2007 en horario nocturno en el centro turístico en Praia da Luz, Portugal, una pareja de esposos fue sorprendida por la desaparición de su pequeña hija, Madeleine.

Eran las 22:00 horas y la madre de la pequeña Madeleine McCann se aterró ante la desaparición de su hija mayor, quien no se encontraba en el cuarto.

Los días transcurrieron y no había rastros ni pista alguna sobre la desaparición de Madeleine, tanto así, que tuvo que intervenir la Scotland Yard.

Han transcurrido 14 años desde la desaparición de Madeleine McCann y no hay nada confirmado acerca de su paradero.

En nuestra sección Misterios Sin Resolver, hablaremos sobre el caso de Madeleine McCann, desde horas antes de la desaparición hasta la actualidad.

Te puede interesar: Misterios sin Resolver: La Dalia Negra

Ver más: Misterios sin Resolver: Jack el Destripador

¿Quién es Madeleine McCann?

Madeleine Beth es la hija mayor de Gerry y Kate McCann, nació el 12 de mayo de 2003 en Leicester, Reino Unido.

A la edad de 3 años, faltando días para cumplir su cuarto aniversario, su familia decidió acudir de vacaciones con unos amigos a Portugal.

El día 03 de mayo de 2007, Madeleine McCann desapareció de la habitación y desde esa fecha hasta la actualidad no ha habido noticias.

La desaparición ocurrió en el centro turístico de Dr. Agostinho da Silva en la ciudad portuguesa de Praia da Luz en horas de la noche.

Desaparición de Madeleine McCann

Madeleine McCann
Imagen: El País

La familia McCann se encontraban compartiendo una cena con un grupo de amigos en el centro turístico y a las 9:00 pm (hora local), la señora Kate lleva a sus hijos a la habitación.

Kate deja a los mellizos de dos años de edad en su habitación, mientras que Madeleine era conducida hacia su respectivo cuarto.

Una vez, estando allí, la señora Kate regresa con las amistades y cada cierto tiempo eran vigilados, hasta que a las 10:00 pm sucedió lo inesperado.

Mientras, la señora Kate revisaba la habitación de Madeleine, se encontró con la desaparición de la pequeña e inmediatamente llamó a su esposo.

Todos los presentes decidieron acudir en la búsqueda de la pequeña Madeleine, al igual que los empleados del centro turístico.

La intensa búsqueda siguió hasta pasada las cuatro de la madrugada, mientras, que los padres notificaron a la policía local.

Sin embargo, las incongruencias en los testimonios de los testigos hicieron que el caso pasará a otro ámbito y la policía portuguesa cerrara el expediente.

Primeros sospechosos

La Polícia Judiciária (PJ) de jurisdicción portuguesa intentó por todos los medios hallar con la pequeña Madeleine, pero dieron explicaciones sobre el caso.

La PJ aseguraba que había probabilidades que Madeleine McCann estuviese secuestrada, muerta o en el peor de los casos bajo trata de red de pedofilia.

Por otro lado, las dos vertientes más cercanas a la investigación fueron la pedofilia y una red ilegal de adopción, esta última cobraría fuerzas.

Dos días después de la desaparición de Madeleine McCann, la PJ decidió investigar a la propiedad ‘Casa Liliana’, perteneciente a Jennifer Murat.

No obstante, la policía tenía el ojo puesto en Roberto Murat, pues, estaba involucrado en el caso y servía de traductor para la PJ.

Al día siguiente, Murat fue declarado sospechoso oficial por la policía portuguesa, pese a no haber pruebas contundentes que lo incriminarán.

De hecho, el mismo Murat mencionó que la policía lo incriminó para sacar un sospechoso y dar más tranquilidad a la familia McCann.

Sin embargo, la policía dictaminó a otro sospechoso, un ciudadano de nacionalidad rusa, llamado Sergey Malinka de 22 años.

Las razones que tenía la PJ sobre Malinka era un contacto cercano a Murat, además, de un prontuario de delitos sexuales en el ciudadano ruso.

No obstante, las sospechas se acrecentaron al haber inconsistencias en las declaraciones entre Murat y Malinka.

Los sospechosos son inocentes

Una de las pistas que lograron conectar entre Malinka y Murat fue la llamada que hizo el ruso al británico el día 03 de mayo de 2007 a las 10:30 pm.

Ese día coincide con la desaparición y la hora de Madeleine McCann. Sin embargo, la PJ decidió excluir a Malinka, ya que no encontraron mayores indicios de culpabilidad.

Las sospechas se fueron acrecentando con Murat y los detectives portugueses viajaron a entrevistar a Dawn Murat (esposa del sospechoso) y algunos contactos.

En Inglaterra, contactaron a los amigos de los McCann que estuvieron en la cena, la noche que desapareció Madeleine.

Allí, constataron el haber visto a Murat, aunque, el testimonio de Jennifer (madre de Roberto), puso la coartada ante las declaraciones de los demás testigos.

La PJ volvió a rastrear las inmediaciones y dentro de la propiedad de Jennifer Murat y no lograron encontrar ninguna evidencia, por lo que… Roberto Murat salió de toda sospecha.

Los padres de Madeleine McCann son sospechosos

Madeleine McCann
Imagen: ID.

Un mes después, la policía portuguesa tuvo un giro en cuanto a sospechosos y colocó en la lista a la señora Kate McCann.

Dicho revuelo, fue dado por la elaboración del informe final por la policía bajo la colaboración de perros altamente entrenados, quienes detectaron olor de cadáver y sangre en el apartamento de los McCann.

Inmediatamente, fueron interrogados el sr y la sra McCann, se les prohibió salir del país, pese a ello, viajaron sin autorización a Inglaterra.

Meses después de la desaparición de Madeleine McCann, los periódicos británicos señalaron a los padres como principales sospechosos de la posible muerte de su hija.

Pese a tal revuelo, el 19 de marzo de 2008, los diarios ingleses se retractaron y ofrecieron disculpas sobre la posible complicidad en la desaparición de Madeleine.

Más pistas y nada de respuestas

La lista de sospechosos crecía y uno de los posibles implicados en la desaparición, era un hombre alemán radicado en Marruecos.

No obstante, la PJ recibió una llamada anónima de un hombre que tenía información sobre Madeleine McCann, la cual, la línea estaba en Argentina.

Pese a toda esto, las pistas no conducían hacia la pequeña Maddie y sumado a la relevación de los encargados de la investigación, entre ellos Gonçalo Amaral, jefe adscrito de la PJ.

El 13 de junio el diario neerlandés De Telegraaf recibió unas coordenadas donde estaba el supuesto cadáver de Madeleine McCann.

Según las informaciones, daban que el cuerpo de Maddie se encontraba en una ladera cercana del poblado de Arâo, 14 kilómetros al nordeste de Praia da Luz.

Sin embargo, la información fue errónea y correspondía a las coordenadas de dos cuerpos de unas chicas oriundas de Bélgica, esto significó otro paso atrás en las investigaciones.

Por si fuera poco, la policía británica accedió a territorio portugués y encontró pistas que la PJ ignoró completamente.

Al mes siguiente, la policía británica determinó rastros de sangre microscópica en la pared de la habitación de Madeleine McCann, correspondiente a la niña.

Las sospechas recaían en los padres, pero la policía británica afirmó la posible inocencia de los progenitores.

Posibles pistas de Madeleine viva

Al no certificarse el asesinato de Madeleine, la desaparición cambiaba de rumbo hacia el paradero de la pequeña Maddie McCann.

Testigos alrededor del mundo reportaron avistamientos de Madeleine McCann tanto en algunas ciudades de Portugal, como en Reino Unido, España, Bélgica, Francia, Malta, Marruecos y Latinoamérica.

En Venezuela, un empresario de nacionalidad británica mencionó que en el 2008, vio a la pequeña Madeleine en la Isla de Margarita en un restaurante de Porlamar en compañía de tres mujeres.

Sin embargo, dicha información no pudo ser comprobada y las especulaciones en torno al paradero de Madeleine McCann en Latinoamérica han crecido en los últimos años.

Hechos posteriores

La familia McCann habilitó una página web para recabar información concerniente a Madeleine.

La web se llama Madeleine’s Fund: Leaving No Stone Unturned, las cuales, está destinada también para los fondos en el devenir de las investigaciones.

Por su parte, la familia y algunas empresas han ofrecido hasta un millón de libras esterlinas de recompensa para hallar a Madeleine McCann.

Asimismo, las críticas sobre los padres han llovido a cántaros desde la irresponsabilidad hacia los niños y la poca coherencia en las declaraciones.

Sin embargo, las críticas van destinadas hacia el comportamiento de ambos progenitores en la cobertura de la desaparición de Madeleine McCann.

Por si fuera poco, la policía portuguesa también fue objeto de críticas contundentes, como en el retraso y la manejabilidad de las investigaciones.

En la actualidad, se desconoce sobre el paradero de Madeleine McCann que de estar viva contaría con 18 años.

Samuel García

CEO de Dossier Interactivo

Esposo de una excelente mujer (Marines) y padre de tres y redactor SEO de Dossier Interactivo.

Médico de profesión y amantes de los cómics, videojuegos, libros y del fútbol.

También puede gustarte...